Autorizada por la Junta de Andalucía

Avda. Litoral 22, 29.680 Estepona

952 800 148 | info@escuelademusicasanjose.net
FANTASÍA DE WALT DISNEY

¿Qué ocurre cuando combinamos un personaje de dibujos animados del carisma de Mickey Mouse con la Música Clásica? La respuesta es Fantasía de Walt Disney.

En años anteriores, allá por el 1929, Walt Disney había estado experimentando con cortos de animación acompañados de grandes orquestaciones clásicas, las conocidas como “Silly Symphonies” (“Sinfonías Bobas”) donde destacan por ejemplo “The Skeleton Dance” (“Danza Macabra”), de la que a continuación dejamos un pequeño vídeo:

En ellos los personajes de animación se movían al son de la música (original o adaptada), produciendo todo tipo de sonidos como silbidos, palmadas o chasquidos de dedos, todo al son de la música.

Walt Disney finalmente se animó a desarrollar un proyecto de largometraje, pero al contrario de lo que solía ser habitual en las “Silly Symphonies”, no se compuso música original sino que se seleccionaron ciertas piezas clásicas, románticas y contemporáneas para cada una de las siete secuencias de los que se compone el film. Dichas secuencias no están relacionadas entre sí, es decir no cuentan con un vínculo narrativo, sino que es la progresión musical lo que las une. Un total de ocho fragmentos de piezas de música clásica que fueron arreglados y dirigidos por Leopold Stokowski e interpretados por la Orquesta de Filadelfia:

  • Tocata y Fuga de Johan Sebastian Bach: el comienzo.
  • El Cascanueces, ballet de Piotr Olich Tchaikovsky.
  • El Aprendiz de Brujo de Paul Dukas.
  • La Consagración de la Primavera de Igor Stravinsky.
  • Sinfonía nº6 “Pastoral” de Bethoven.
  • La Danza de las horas de “La Gioconda”, de Amilcare Ponchielli.
  • Una noche en el monte pelado de Modest Mussorgsky.
  • Ave María de Franz Schubert: el final.

En definitiva, en Fantasía no se estaban componiendo melodías para acompañar a una imágenes, sino diseñando imágenes para acompañar a unas melodías.

 

El 13 de noviembre de 1940 se estrenaba en cines “Fantasía”, una de las primeras películas de exhibición comercial con sonido estereofónico, reproducida con el sistema Fantasound. El resultado fue un auténtico fracaso de taquilla.

Todo se puso en contra de “Fantasía”, la reproducción de sonido a través del sistema “Fantasound” era demasiado caro para ser instalado en las salas de cines, y además se recrudecía la Segunda Guerra Mundial, quedando Europa demasiado ocupada como para mostrar interés por un dibujo animado. Los críticos además censuraron las libertades que tomaba la cinta respecto a la música clásica, atacando la popularización que según ellos le daba a la misma, y desprestigiando las pretensiones de Walt Disney de consolidar a la animación como algo más que mero entretenimiento para niños sino como un canal para crear cultura.

Pero la cinta probó estar adelantada a su tiempo. Llegó hasta nuevas generaciones que ya no la consideraban como un producto fruto de las excentricidades de su creador, sino como una obra de arte totalmente visionaria. La exploración de imágenes, la innovación en sus formas (incluyendo imágenes y colores diseñados por el pintor Oskar Fischinger), la calidad de sonido (grabada usando múltiples canales de audio), y la imaginación que exhibe el filme, han logrado que “Fantasía” haya conseguido sobrevivir a las casi ocho décadas que han pasado desde su estreno hasta ser considerada como uno de los mayores logros artísticos de Disney.

El Instituto de Cinematografía de Estados Unidos incluye a la película entre las 100 mejores creadas en el país, y en 1990 el Registro Nacional Cinematográfico añadió a ‘Fantasía’ a su archivo de trabajos “cultural, histórica o estéticamente significativos”, dignos de ser preservados para las futuras generaciones.

Le dejamos con una de las secuencias de la película: “El aprendiz de brujo“.

En el año 2000 tuvo un segunda parte, “Fantasía 2000“, donde su sobrino Roy Edward Disney rendía tributo a su tío con una obra que continuaba la producción del pasado. Se convertiría en la primera película animada en ser proyectada en cines mediante el sistema IMAX.

Se compone de siete secuencias más, a las que se suma la clásica “El Aprendiz de Brujo”. En esta ocasión es la Orquesta de Chicago dirigida por James Levine, la encargada de poner la música.

Todo empezó como un sueño hace ya más de 75 años. Un sueño que se transformó en pesadilla convirtiéndose en un auténtico desastre financiero para la compañía. Finalmente una de las apuestas más rentables de Disney, un clásico del cine, una auténtica obra maestra.

Porque como solía decir el propio Walt Disney:

Los sueños están para cumplirse.

 

MusicaSanJose

Patrocinio San José se convierte en la primera Escuela Privada de Música en el Mucinipio de Estepona, autorizada por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía para impartir enseñanzas en Grado Elemental de Música, con un total de 160 plazas concedidas entre “Enseñanzas Elementales de Iniciación” y “Enseñanzas Elementales Básicas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *